OT: Puñalada trapera

Que me ocurran estas cosas a mi edad. Yo hace mucho que dejé atrás la adolescencia, mi inocencia quedo en el camino. Pero lo que me ocurrió ayer me hace pensar que aun me quedaba algo de ese inocente que habitaba en mi. Los que me conocen saben que soy una persona abierta y que suelo llevarme bien con todo el mundo. Pues bien, un conocido con el que trato todos los días, me la ha jugado, aunque el no lo sepa (creo que no sabe que yo lo sé…). No lo detallo, porque se que este señor lee este blog. Solo os diré que mi instinto, algo a lo que de vez en cuando no hago caso, me decía que no confiara en este señor. Y por gilipollas que soy, por confiar, por inocente… me la juega.

¿ Con que cara voy a mirar a este conocido a la cara ? Soy de los que perdonan, pero no olvidan. Tampoco creo en que la venganza sea una solución. El tiempo pone a cada uno en su sitio (aunque con él, ya lo hizo). Calderón de la Barca lo dijo claro: La venganza no borra la ofensa.

1 comentario: