Eludiendo el pago: “Mi banco, que malo es…”

Como en toda empresa, la unión y en buen funcionamiento de las relaciones interdepartamentales es vital. La verdad, en mi empresa, tengo la suerte de contar con un departamento administrativo envidiable. Gente de orden, preparados y sobre todo, con humor. Digo lo del humor porque como se tengan que tomar en serio las respuestas de algunos clientes con respecto a sus obligaciones y pagos…

Entiendo que en la mayoría de mayoristas, cuando nos enfrentamos a un impago es el comercial el que se pone en contacto con el cliente para advertirle del hecho (entiendo así porque así me ha tocado en cada uno de los que he tenido la suerte de trabajar) Pero además ahora nos encontramos, no solo con los impagos / recibos devueltos. También nos encontramos, con quien no atiende al pago cuando se le ha facilitado una forma de pago "especial”.

Debido a la ley de medios de pago, los mayoristas hemos hecho un poco (más, si cabe) de bancos. Aquellos clientes que contaban con poco riesgo, se les ofrecía una forma de pago Transferencia a x días. En ese plazo x, tendrían que ingresar mediante transferencia bancaria lo facturado.

Y es aquí donde me encuentro con todo tipo de excusas:

- Ay que pena me da, que se me ha muerto el canario

Si. Hay quien mata, literalmente, a la abuela, al primo, a la abuela, al amigo, al socio, a la abuela (¿pero cuantos abuelas tiene este señor?) y oye, que cosas, coincide con el día de pago. Lo de el que mato a las abuelas, no me lo he inventado, nos ocurrió

- El que paga (póngase aquí, jefe, jefe de compras, jefe de administración, dueño, gerente…) está de viaje y no vuelve hasta dentro de X días.

Y digo yo…el lugar remoto ese al que va de viaje ¿no tienen internet? ¿ni 3G? ¿ni hay sucursales bancarias de su banco, donde poder hacer una mísera transferencia? Por lo que me dicen se ha ido en plan El ultimo superviviente, porque esté donde esté no tiene acceso a la tecnología. Y esto, desgraciadamente, nos ocurre.

 

-Te pago ahora mismo.

Es de las frases que mas temo. Un señor que se retrasa en el pago o nos devuelve un recibo y cuando logras hablar con el (depende del grado de caradura, cuando ve tu numero, cuelga o se hace el loco) te dice esa maravillosa frase. Por supuesto, no te paga ipso facto. Ni generalmente al día siguiente. Este además, suele recurrir al primer caso, la muerte del canario.

 

- Si yo tenia dinero en el banco….

Eso es que se han equivocado.

Me voy a cambiar de banco.

Que malo es mi banco, ya me lo han vuelto a hacer.

Estas frases van relacionadas con el mismo caso. El banco es el malo. Eso si, nos devuelve el recibo aunque tenga saldo… es el cajero / director, que nos tiene manía o algo así. Encima querrán que nos lo creamos. A día de hoy, en los muchos años de experiencia que tengo en el sector (y desgraciadamente con las devoluciones) no me he encontrado con un recibo devuelto cuya culpa fuera 100 % del banco. Y recalco el 100% porque en la época de bonanza, los bancos aguantaban mucho…

 

- Esto lo firma el departamento X, bajo la supervisión del X y luego va por la norma X a tu cuenta..

El clásico de oca a oca y te voy a pagar cuando las ranas críen pelo. Clientes mastodónticos, con una burocracia parecida al estado. Que si, te van a pagar porque por dinero no es. El problema es CUANDO. Es algo que no entiendo. Creo que las empresas mas grandes, las mas solventes, deben dar ejemplo, de puntualidad en el pago. Es absurdo que un comercial (como yo) tenga que andar llamando a una empresa que factura cientos de millones para reclamar pagos ridículos (miles de euros) y le anden (me anden) mareando como a una perdiz. Pagar, pagan, pero a que horas….

 

Y me dejo alguno mas en el tintero, pero esto ya se sale de madre de la tónica habitual del blog.

Como siempre, agradezco vuestras aportaciones, comentarios, opiniones y en este caso agradecería aun más vuestras sugerencias.

El vendedor de humo

 

El vendedor de humo

Al hilo de la ultima entrada, con sus comentarios, me he acordado de este corto…

Haberlos en el canal, haylos.