Nos equivocamos

Una montaña rusa. Así ha sido el pasado mes de febrero. Un comienzo ascendente, sorprendente para mi incluso pues pensaba que iba a seguir su curso habitual, el que hace año tras año. De repente, sin motivo o razón, las ventas se han detenido. Y es que cuando no hay demanda, por mucha oferta que se lance o por mucha oportunidad de negocio que queramos vender, lo que hay es lo que hay.

Hablando de esto mismo con un cliente hace poco, llegamos a la conclusión que somos nosotros, los mayoristas los que nos echamos piedras sobre nuestro propio tejado. No, no es con las ventas por volumen que hacen que algunos e-tailers tengan mejores precios que incluso los costes del mayorista. Se que estáis muy quemados con eso pero todo, tiene su razón, aunque os perjudique.

Con lo de piedras sobre nuestro tejado es utilizar la frase de “para stockar, estoy yo”.  Pues sí. Esa es nuestra función. Pero en el portátil, hemos llegado a un punto tan crítico que no se si merece la pena ese negocio. Me explico: Hay tal movimiento de precios y es tal la dificultad que tienen las tiendas para moverlo que para ponerlo mas fácil, todos estamos dando mas facilidades para la venta, sin forzar, sin obligar, dando condiciones, regalando portes, POR UNIDAD.

Esto solo sirve para una cosa. Tirar mas el precio. Y el margen, tanto para mi como para la tienda. Es absurdo que tengamos un porcentaje del 1% o 2% y las tiendas (según me cuentan) rondan el 10%. Ridículo, sobre todo porque además tenéis que soportar las tonterías preguntas y posibles reparos de vuestros clientes.

Es una opinión particular, pero mal vamos si tenemos que vivir del rebate.