Involución informática

 

Vamos para atrás. En lugar de avanzar, desandamos el camino.

Si nuestro canal NO es rentable… ¿que hacemos?

¿ Intentamos cambiar nuestros márgenes TODOS?…No. Seguimos con la estúpida idea de acaparar cuota de mercado, con precios bajos.

¿ Buscamos productos rentables?… No, seguimos trabajando esas marcas que sabemos que se venden tan bien pero que todos distribuyen… y si hacemos todos lo mismo, la diferencia será quien consigue mejor precio.

¿ Buscamos la solvencia, la seguridad del pago por adelantado u otras formas de asegurar los pagos?…  No, trabajamos con cualquiera, hoy está mañana vete a saber. Hoy me paga, mañana se verá… Buscamos asegurarles los pagos con entidades de caución o asumir los pagos como mayoristas… esto si que es Involucionar.

¿ Tenemos un stock adecuado a nuestras necesidades? … No, los fabricantes OBLIGAN a que te cargues para promocionarte los productos, te meten mas producto del que necesitas y ocasionas un sobre stock que luego pesa… y mucho.

Y seguramente me deje alguna en el tintero, estas son las que veo importantes.

Lo dicho, involucionamos, compañeros, involucionamos.

Comentarios

  1. ¡Ah! ... ¿Qué tú no ves los brotes verdes? .... ¡Antipatriota! (^_^)

    Ahora en serio, vamos de culo, cuesta abajo y sin frenos .... y además no queremos reconocerlo, luego el guantazo es seguro, no se cuando, pero nos lo vamos a dar, eso seguro.

    Llevamos bastante tiempo en una política de avestruz, no queriendo ver las necesidades del mercado, pensando que el mercado se amoldará a lo que nosotros decimos que tiene que ser (nosotros = sector profesional de informática –fabricantes, mayoristas, minoristas, profesionales, ...) y así nos va.

    En la parte profesional, la informática de empresas -que es la que yo trato-, hace años que la necesidad de cambio de equipos ya no existe. En una oficina, un P4 2,4 con 512 de RAM es un auténtico cañón que no necesita ser cambiado por equipos más potentes, para el trabajo diario (correo, Word, Excel, ...) sobra equipo.

    ¡¡¡¡ Y estos equipos los empezamos a vender en el año 2002 !!!!

    De software para que hablar, el 99,99 % de los usuarios con el wordperfect 5.0 les sobra para las cartas que escriben – y esto es del ¿1992? –

    Es decir, el sector chatarra/software estándar se basa en una necesidades creadas por marketing, no reales, es cuestión de tiempo el que haya aflorado la ‘burbuja’, y es cuestión de tiempo el que explote.

    Hay algunas cosas nuevas buenas, estoy pensando en los pendrives (¡y ya tienen años!), los monitores TFT (aunque no lleguen a la calidad de los CRT), los discos externos USB y los multifunciones que están saliendo ahora en chorro de tinta, .... pero eso no justifica todo el circo montado.

    Y que conste que no estoy demasiado pesimista....... :D:D:D

    Saludos a la sala.

    ResponderEliminar
  2. No te olvides de los portatiles de bajo consumo (y larga autonomia), y los netbooks.

    El gran problema con los nuevos componentes es el tema de garantias... te compras un netbook marca cuetara, y luego descubres que no hay servicio tecnico en españa y lo tienes que mandar a swazilandia...

    ResponderEliminar
  3. Kullman, no es que me haya olvidado de lo que citas.

    Es que profesionalmente hablando es MUY POQUITA GENTE -pero que muy poca- la que necesita un portátil.

    Solo aquellos que tienen mucho tiempo en desplazamientos 'usables' (es decir: avión / tren), le sacan partido de verdad a un portátil (bueno, le pueden sacar).


    Solo aquellos usuarios que lleven algo a un sitio que no tengan ordenador necesitan un portátil, y me creo que de esos sitios existen muy poquitos, si tienen ordenador no creo que seas capaz de discutir que es 'más portatil':
    - un netbook
    - un picho USB

    :D:D:D

    Saludos compañero.

    P.D. Soy 'informático pofesional', monto aplicaciones a medida, llevo todo lo relacionado con oficinas, ... y no tengo portátil. Paso de los 5 kilos que al final acaba pesando el portátil, el cargador, el ratón, los CD's, el adaptador de coche, etc, .....

    ResponderEliminar
  4. Esta entrada es modificable y ampliable. Tomo nota de vuestras sugerencias para su edición.

    Gracias como siempre, por participar.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, si estar en contra de algunas de las muchas tonterias que dice ZP es ser antipatriota... ¡¡QUE ME TACHEN DE ELLO!!

    ResponderEliminar
  6. No se de que nos quejamos, España es el pais que en su conjunto tiene menos emprendedores por metro cuadrado, preferimos el funcionariado, y esto no tiene nada que ver con ZETAPETA, no nos olvidemos que tambien hemos vivido una fiesssta, con el precio del dinero bajo (por los suelos), invertiamos en ladrillo como si fueran letras del tesoro, obteniendo plusvalías mejores que las de Madoff, pero todo era normal, vacaciones financiadas, restaurantes llenos, coches a tutiplen... consolas, plasmas, portátiles, móviles ultima moda, no obstante Madrid es la ciudad europea con más centros comerciales por habitante, en definitiva, que podemos echar la culpa a cualquiera, pero hemos pasado del adelante hombre del 600 y carretera nacional al pueblo, al BMW, autopista de peaje y crucero, sin pensar en las consecuencias. Porque, yo no conozco a nadie que se quejara de comprar un piso a 20 millones de pts y venderlo a los dos años por 35.... ahhh¡¡ pero eso es lo normal no? JA¡

    ResponderEliminar
  7. Soy el anónimo de las 13:42... que he revelado mi rollo... y al final no he dicho nada del sector, pero vamos que poco más o menos que lo mismo, este sector tiene una gran carencia de profesionales y verdaderos empresarios, la mayoría montó una empresa de informatica porque o bien era un friky o bien tenía unos conocimientos técnicos que podía aprovechar en su beneficio, pero señores, ¿que tiene que ver que alguien tenga conocimientos con tener capacidad empresarial?
    En fin, de aquellos barros estos lodos... o como se diga.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Catálogo independiente de Mayoristas de informática.

Como está el patio

El desgobierno nos gobierna