Impagos

Una situación que no es agradable para el mayorista (imagino que tampoco para el tendero) es reclamar un impago. Desgraciadamente, de un tiempo a esta parte es algo casi habitual. Los índices de morosidad han subido bastante y a esto se une el hecho de que vuestros bancos, tenderos, cuando antes os "tapaban" un descubierto pequeño (30 euros, 60 euros) ahora ni lo miran. Si no tienes pasta, no cubren. Nada. Pero un descubierto, puede ser una situación puntual, un momento entre la entrada del recibo y el ingreso de dinero en vuestra cuenta. El problema aparece cuando pasamos del descubierto al "tengounmorroquemelopiso".

Hace poco tiempo, me aviso mi administración de que teníamos una devolución de un recibo de un cliente. El importe no era muy grande, pero suficiente para que nos preocupáramos ya que había otros recibos pendientes de cobro y sumaban un total considerable. Llamo al señor en cuestión y me dice que es problema de su banco (yo, cuando hablo con este tipo de clientes pienso... ¿¿¡¡QUE MALOS SON LOS BANCOS, TODO EL DÍA EQUIVOCANDOSE Y DANDO PROBLEMAS A MIS CLIENTES!!?? modo irónico off). Que me lo resuelve en 2 días.
Una semana después, segunda llamada. Me dice que no ha tenido tiempo de ir al banco (debe estar en Beluchistan el banco) que me lo resuelve en 2 días. Directamente, viendo que teníamos otro recibo devuelto, mi administración da parte a Crédito y Caución para que ellos resuelvan el asunto (lo que mis compañeros llaman "echarle a los perros"). Esta familia (crédito y caución) no se andan con tonterías. Al día siguiente me llama el deudor:

K: El comercial mayorista buenos días
El tío Jeta: Oye, que soy yo (el moroso). ¿Por que habéis dado parte a Crédito y Caución?
K: (alucinando) Pues sencillamente porque no tienes intención de pagar... y yo tengo que cobrar...
El tío Jeta: Pero si tenéis 2 meses o 3 para poder gestionarlo!!
K: (IMPRESIONADO por la respuesta) O sea que no pensabas pagar en 2 o 3 meses... que bien.
El tío Jeta: No es eso, es que me han llamado los abogados de esta gente y no veas que faena me has hecho.
K: ¿¿Y tu a mi?? Que no me has pagado!!! Que me has devuelto 2 recibos!!! Y si lo dejo pasar, me lo devuelves todo!!


En resumen, la conversión acabo de mala manera. Tan mala que este señor que pagó (que efectivos son los de Crédito y Caución) ya no da señal de vida alguna, no se si sigue con su tienda o no. Tengo claro que si tu tienes un problema económico (una mala situación la puede pasar cualquiera) y tienes intención de resolverlo hay medios para ello. En este caso, si no podía asumir los pagos hubiera bastado con hablar con nosotros, ver un plan de pagos mejor, porque la intención de todo mayorista y/o tendero que emite un recibo es cobrarlo. No queremos dar parte a la aseguradora, porque solo cobramos el 80% y además es terminar una relación con un cliente.
Pero si el señor en cuestión, tiene la intención de no pagar y además se indigna cuando damos parte de ello... pues poco puedes hacer.

Comentarios

  1. En mi época de comercial, yo siempre lo tuve claro. Prefiero no vender a no cobrar.

    Los clientes como esos, sólo me hacían perder el tiempo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Anonimo: Desgraciadamente, el impago viene despues...

    ResponderEliminar
  3. Ya, pero como dice el refrán, la primera vez que me engañas la culpa es tuya, pero la segunda vez la culpa es mía.

    Obviamente tuve que dejar lo de comercial, por este y otros motivo no sirvo para este tipo de trabajo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Qué jeta más grande. Siempre se obtiene más yendo por derecho y con la verdad por delante.

    Para los pequeños negocios hay que tener la cabeza tan fría como para los grandes. Si las cuentas no salen, cerrojazo (o replanteamiento del nogocio) y a otra cosa.

    Un negocio no es un matrimonio, y no me quiero ni imaginar lo que este hombre estará sufriendo por dentro cuando se acuesta cada vez más endeudado.

    ResponderEliminar
  5. Rafaelgc: Me ha gustado la comparacion negocio-matrimonio... y estoy de acuerdo contigo

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  6. Soy comercial de Perfumería, y la respuesta a la mayor parte de los devueltos (pocos, gracias a dios) es la que tú comentas... "es culpa del banco", y mira que es dificil que un banco se equivoque.
    Lo que más me fastidia, es que muchos de los que devuelven por sistema, son verdaderos expertos legales y se las saben todas mejor que tú. Y además, duermen tranquilos!
    Estupendo blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Catálogo independiente de Mayoristas de informática.

Como está el patio

El desgobierno nos gobierna