Una del oeste

Imagino que al igual que nosotros, tenéis clientes plastas. Para mi, cliente plasta es aquel al que le gusta mucho hablar de todo y de nada a la vez haciéndote perder un tiempo precioso.

Esta mañana, un señor me ha tenido 26 minutos al teléfono. Si, ha hecho su pedido, pero con 6 o 7 minutos hubiera bastado. La conversión (mas bien su monologo) ha girado en torno a la crisis (estoy por comprarme un paquete de pañuelos y ponerlos al lado del teléfono). La culpa de Pepito, la culpa de Juanito, de las hipotecas, de los bancos, de los especuladores inmobiliarios, del euro, de los NINJA...




Lo peor es que es de estos que no puedes cortar. Además este señor, pertenece al sector que yo denomino "revistero". Lee en cualquier publican de índole informático la salida al mercado de un producto nuevo... al día siguiente me llama por si me ha llegado, precio y que me parece. Además, siempre me pone la misma excusa; "es que ha venido un cliente a preguntar por eso". Sus clientes tienen que estar esperando a las novedades en la puerta de su tienda, porque es todo, nuevos portátiles, nuevos micros, nuevas placas.... que novedad.

Tengo la suerte de que no viene a verme, que "solo" me llama. Me lo imagino atendiendo a sus clientes, y estos queriendo salir corriendo de la tienda, porque de verdad, llega a cansar. Seguro que vende por agotamiento, la técnica mundialmente conocida como "paquetecallesmelocompro". Me recuerda una canción de los Mojinos Escozios

Comentarios

Entradas populares de este blog

Catálogo independiente de Mayoristas de informática.

El desgobierno nos gobierna

Como está el patio