Mejor que tú

Hay frases que se quedan grabadas a fuego. A mi, siempre me ha gustado una que decía un antiguo jefe. “Los clientes, no se pierden, los gana tu competencia.” y remataba con “Si ves que cada vez tienes menos clientes es porque tu competencia lo está haciendo mejor que tú”.

Pues si, los clientes van y vienen. Fidelizar un cliente es difícil pero pensar que una vez fidelizado, no hay que seguir trabajando para mantenerlo es un error grave que se comete con facilidad.

Recuerdo el caso, cuando yo era minorista, que trabajábamos con 3 proveedores, principalmente. Y a uno de ellos, dejamos de comprarle. El comercial (que estaba en nuestra misma provincia) hasta nos visitó para ver que problema teníamos con ellos y que debían hacer para resolverlo. La respuesta fue: Estos otros dos proveedores, me dan mas facilidades que vosotros, mejor producto que vosotros y se han preocupado por nosotros como clientes.

El comercial quizás podía argumentar cosas del producto, de las facilidades… pero esa preocupación, ese cuidar la cuenta, eso es responsabilidad de él. E igual de difícil es fidelizar a un cliente como recuperar la confianza perdida.

2 comentarios:

  1. A la frase "“Los clientes, no se pierden, los gana tu competencia.” no creo que sea del todo cierta. Los clientes se van y vienen por que es normal que sigan buscando y es verdad que lo dificil es fidelizar.
    Pero ¿cómo hacerlo? ese es el problema por lo que creo que se van los clientes. Creemos que los tenemos atados, fidelizados pero no es necesario que lo llame la competencia para comprar en otro sitio, son muchas las veces que lo hacen por iniciativa propia. Por eso creo que se pierden en la gran mayoria de las veces por la inoperancia del comercial, ineficacia, incluso diría que podría estar muy acomodado pensando que lo que tiene está seguro (gran error)y por supuesto,....no conoce bien a su cliente.

    ResponderEliminar
  2. creo que recuperar la confianza perdida es más difícil que fidelizar o generar confianza, por lo menos para mí.
    Ya que si te perdí la confianza... te perdí el respeto y eso, amigo, son palabras mayores.

    ResponderEliminar